jueves, 30 de junio de 2016

Desaparecer.

Desaparecer...
De tal forma que ni en los meros recuerdos de cualquier pensamiento este presente, de la forma en que todos miraron su camino y caminaron.
Pronto, no para un futuro, como si de un proyecto se tratase, no, ya...
De la forma más loca y ciega a ojos de los demás, dejando la imagen de una espalda a lomos de una mochila cargada.
Aquel acompañante a sus espaldas reflejando su vida entera en esa tela fabricada en un país del cual puede que un día pise.
Dejando atrás historias, y aventuras de un lugar, para hacerlas pequeñas lecciones de vida y razonamientos. Pues el perderse hara que me encuentre a mi mismo y a un nuevo escritor de historias de un mundo.
Historias aún más grandes y reales, dejando las pequeñas cosas de la vida rutinaria y sus personajes principales como simples peones de una tabla.
Dejar de jugar en el tablero una batalla perdida desde un principio y darle la vuelta para descubrir la otra cara.
Añorar a los que cayeron de el y que ahora siguen caminando mirando su camino.
Porque yo desaparezco, de una forma o otra, pero ya.
Pisare caminos nuevos, descubriré mi mejor compañero y mientras miraré el mapa como cobra vida ante mis pies.

domingo, 17 de abril de 2016

Un sin fin de ideas

Beso a beso , yo te acaricio tu cuerpo, ponte linda y date por vencida , porque sabes que un dia vas a ser solo mia.
Dejarte sin aliento por intentar respirar,
Solo una palabra para romper la soledad,
Que llena este lugar , con besos , caricias y mucho mas,
Quiero ser quien te haga gritar, llevarte a soñar y conmigo tener que pensar en escuchar con tus oidos, los susurros  palabra por palabra, diciendo; que cada rincon de tu cuerpo es una letra compuesta por prosa, tu mirada una nota sostenida por un verso, y tu sonrisa una partitura llevada a contraviento, suena tus latidos mientras yo juego contigo, a ser uno y a la vez... componiendo nuestra mejor canción.

sábado, 19 de marzo de 2016

2/13

CAPITULO 13
RED FOX'S


- He leído que han avanzado con la nueva ley, enserio, tortura?- Le pregunte al Jefe en mi turno nocturno.

- Si! A base de cables y altas cargas de electricidad, amarrando al sujeto a una mesa.

- Que posibilidades hay de que alguien sobreviva a ese interrogatorio? - Pregunte.

- No hay posibilidades Host.- Contesto el jefe del Gobierno de los Guardianes.

Ese día mande a un Guardián tras Jack, la noche era muy nublada, y ya que en la zona baja solo existía el toque de queda, tuve la oportunidad en mis manos.
Poder volver a tener una oportunidad para que Jack volviese a las montañas.
Tenerlo en el ojo de mira.

"Dejare la vigilancia débil, no vuelvas a caer inútil." -Pensé con los ojos cerrados.

Las horas siguientes las pase esperando respuesta por si lo encontraban.
Hasta que la espera finalizo y sonó mi comunicador en mi despacho.

- Tenemos un joven que estaba caminando solitario por las calles en el toque de queda. - Dijo el guardián.

- Lo sé, analízalo! - Ordene.

- Si señor! pasare a analizarlo y lo llevare por esta vez a su casa. -Contesto el guardián.

- Intenta devolverlo vivo. -Le dije con cierta preocupación.

Los datos llegaren en forma de símbolos y números, descifrarlo era el trabajo de cada día. Pero los resultados fueron los esperados. Jack estaba localizado.

- Tenemos los datos, ahora te pasaremos la sentencia.- Dije mientras escribía la sentencia.

Horas después el Jefe entro en el despacho sin previo aviso.

-El gobierno te felicita G. Host por la sentencia sobre la ley tortura, puede ser el primer paciente, se piensa que forma parte de la Red Fox's después de todo.

- Es normal que piensen eso, tiene unos ideales revolucionarios este muchacho. Va contra el sistema, no creo que tenga un final feliz.- Dije mientras miraba los informes de aquel día.

- Es tarde Host, puede irse a casa ya.- Dijo Ender orgulloso.

Los días siguientes los periódicos hablaron sobre los Red Fox's y lo cerca que estaba el gobierno en aceptar la ley Tortura.
Como cada final de semana, me reunía en  un bar, siniestro, cerca de la frontera D, entre la zona neutra y la zona alta. En la entrada del bar, se situaban unas escaleras que dirigían a  una especie de sótano, donde solía haber entre tres y dos clientes en la barra.
Solíamos reunirnos siempre a la misma hora, en el mismo lugar, la misma mesa y siempre la misma posición de sillas.


-jijijiji, ''Ghost'', este muchacho tiene que ser nuestro, este pequeño Jacky, debe entrar en la revolución.- Dijo la joven.

- Lo sé Sarah, hago lo posible, de alguna manera todo debe empezar en algún lugar de la ciudad, y como no Centro Psiquiátrico de la Ciudad.- Dije dirigiéndome a la joven y al hombre sentado frente de mi, en la mesa de aquel siniestro bar.

- Si. Siguen entrando pacientes con problemas realmente jodidos, porque no meter a Jack. Sigo trabajando allí después de todo, son locos a los que tarde o temprano los 7 eligen, quien sabe para que. - Dijo el Doctor Neo.

- jijiji para sus juegos de laboratorio escuche, los eligen y estudian sus celebro sacando así experimentos biológicos jijiji- Dijo Sarah entre risas.

- Pues así sea, tened a Jack vigilado, ya pensaremos un método para ingresarlo. Mientras Doctor, comience con llevarse a Sarah y procura ubicarla en una  celda cercana a la de Jack, la necesitaremos.- Concluí.

El bar quedo cerrado pocos minutos de abandonarlo. La noche era totalmente oscura , sin luna que iluminase. El aviso de lluvias al día siguiente daba a entender que de un momento a otro, a esas hora de la madrugada se podría producir el acto.

- Hasta nueva orden entonces, Red Fox's iniciara pronto su revolución. -Dijo el Doctor incorporando su capucha negra en su cabeza, dejando su rostro oculto.

2/12

CAPITULO 12
ESPECULACIONES

- Suban la vigilancia, no le daremos tanto protagonismo a un muchacho que se ha saltado una norma.  
 
Esa mañana me toco dar una charla ante media plantilla del Gobierno de Guardianes.

 - El grupo de Ka se hará cargo de este caso, iniciaremos un seguimiento de los dos sujetos, comenzando por La estación Central, hasta la Montaña. Una vez allí acordaros que las leyes de los 7 no valen nada allí. Así que os quedareis en la estación esperando, aun así id alerta.

 - Porque le íbamos a dar tanta importancia a dos muchachos? - Pregunto Ka a G. Host.

 - La ley de la supervivencia esta implantada desde vuestra generación novato, quiero estar seguro de poder exiliar a alguien por motivos. - Conteste mirando a los individuos del salón de actas del edificio.
 
La conversión no duro mucho, la hora de la comida se hecho encima más pronto de lo esperado.
 
Una vez de nuevo en el despacho, mire como cada día las noticias provenientes del Gobierno de los 7. Esta vez se hablaba de una nueva ley, la ley tortura. Se estaba negociando la implantación de la tortura.
El gobierno quería tener otra salida si no se daba al exilio, y era a partir de la tortura consiguiendo así respuestas a algunas preguntas .
Lo que mas preocupaba al Gobierno de los 7 era los inicios de algunas revoluciones sin mucho ruido la zona Neutra. Se especulaba la creación de un grupo revolucionario llamados los Red Fox's. No se sabia mucho mas de ello.
Querían respuestas de ese nuevo movimiento antes de que fuese a más, y la vigilancia había subido a causan de esas especulaciones.
Días después, las noticias no variaron mucho, siempre la misma mierda, siempre la misma versión de que todo iba bien.

A final de semana Ka me trajo nuevas noticias de su caso, parecía que el caso Jack había aflojado.

- No ha vuelto mas por la estación, se ve que a abandonado las clases, y esta a pocos días de que le den de baja en su expediente.

 "Que mierda intentas ahora Jack" - Pensé.

 - No son buenas noticias, lo que queremos es saber por donde se mueve, no tenerlo merodeando por la ciudad.- Dije.

 Por el momento bajad la vigilancia, tomate un descanso tu y tu grupo Ka. Volved en un rato a vuestro trabajo.- Concluí.

 Abandono Ka la habitación sin hacer ademán por contestar.

Al abandonar el despacho, cogí el informe, y abrí los últimos movimientos de Jack. Minutos después antes de que s hiciera completamente de noche, y la luna iluminase vergonzosamente las calles, descubrí que Jack estaba en la zona neutra a pocos metros de allí. Había pedido un permiso de 24h.

 "Mierda!"

 Al descubrir aquello baje a la entrada, el ascensor iba vació a aquella hora.
Una vez en el hall escuche unas risas que provenían de fuera. 
Ka y su grupo estaban burlándose de alguien, y Ka tenia sosteniendo con su mano el cuello de un chico.

 - Déjalo Ka, ya es suficiente, el descanso termino hace un buen rato, vamos!- Dije antes de darme cuenta de que la idea de que fuese el propio Jack no fuese solo una idea.

 - Si general! -Corearon todos menos Ka, que a la vez flojeaba su fuerza con su mano, soltando al final su cuello.
 
"Debí imaginarlo que aparecería por aquí"



2/11

PARTE 2
CAPITULO 11 
AMENAZAS

- Ha llegado un mensaje nuevo, esta vez mas profundo, él a ella, General.-Dijo Ka.

- Bien, gracias, puede retirarse, ya tomare la justicia por mi mano.- Dijo el comandante G. Host.

Tras la salida de Ka , el Jefe del Gobierno de los Guardianes entro alterado entre voces.

-Host! Esto no se nos puede ir de las mano, los 7 Jueces, están a la espera.

Ellos pusieron la ley, ellos mandan en esta ciudad, y las normas son claras.

Exilio Host!- Dijo el Jefe moviendo los brazos agitadamente.

- Tranquilo Ender, este caso es mío, se lo que hacer.

- Los medios de comunicación están al tanto, debemos hacer el menos ruido posible. Dijo Ender.

- Todo será lo más sigiloso posible, Jefe.- Dijo G. Host con una risa picara.


La ciudad fue construida por 7 supervivientes, hijos de héroes guerrero de las guerras que acecharon cada rincón del planeta.

Después, los 7 comenzaron ha construir una nueva sociedad, hasta la fecha conocido como la Gran Ciudad, llevado acabado por lo que conocemos hoy en día a los 7 Jueces, todos y cada uno de ellos son el equilibrio de esta sociedad.

La sociedad fue evolucionando, nuevas leyes, nuevos estados, un gobierno de guardianes, seguridad y  tres escalas sociales.

Y solo una ciudad, el único punto que se conoce como la única ciudad existente después de la gran guerra.

La gran guerra abarco todos los países conocidos, unos contra otro, cada uno defendiendo sus ideales, hasta llegar al punto de la destrucción masiva.

Poco se conoce de la guerra, y mucho sabemos de nuestros comienzos gracias a los 7.


"Imbécil, no me lo dejas nada fácil Jack, esta carta nunca llegara...por el momento."


'Sofia... Después de estos días, te diré algo, antes de que me arrepiente de no habértelo dicho antes. Gracias. He conocido que de verdad puede haber un sentimiento que no contenga palabras para expresarlas , y que el tiempo y la ganas hacen que la espera sea mas llevadera. Es algo prohibido, lo sé,  pero sigo con la esperanza de que algún día seas mía de forma libre. Y estas ganas han ido creciendo con cada cariaría, cada susurro y con cada beso. Porque no se que será en un futuro, pero hay un rincón en mis memorias donde estará ocupada por un sentimiento indescriptible.

Gracias Sofia'.


Archive el mensaje en una carpeta protegida por mi privacidad.

El despacho ese día estuvo ajetreado.

Hice llamar a Ka antes de terminar mi turno, él se presento lo antes de lo imaginado.

-Si, general?.- Se presento.

-Tengo tu primera misión novato. Te he dejado la ubicación de Jack, preséntate esta noche y dale esta carta. Es un aviso del Gobierno.

- Si, general! -Dijo sin pestañear.

Ka cojio con gusto la carta y fue abandonando el despacho guardando la carta.

- Otra cosa Ka!

-Si?

-Intenta asustarlo.- Le dije serio a Ka.

En el rostro de Ka se ilumino una sonrisa.





jueves, 17 de marzo de 2016

Historias de un espantapajaros.

CAPITULO 10
TORTURA

Despues de varios intentos intente abrir los ojos, pero mi mundo se formo de sombras.
Parpadeaba pero el intento de ver algo nitido era imposible, la cabeza me daba vueltas y la horientacion sobre el tiempo y lugar se habia esfumado.

-Esta bien atado?.-Pregunto con autoridad el Jefe del Gobierno de los Guardianes, llamado Ender.
-Si..-Dijo una voz timida.

Mi cuerpo inmovil, se sostenia en una mesa atada, a un metro del suelo.
Sentia frio, las muñecas y los pies estaban atado a un cuero marron que salia de la mesa y rodeaba tanto mis muñecas como mis tobillos.
Las luces del techo me cegaban y seguia sin saber donde me encontraba.

-Esta listo Capitan.-Dijo el la voz.
-Comencemos.-Dijo el Capitan.

''Sofia...''

- Dejenlo!.-Dijo una voz aguda, que hacia poco que habia aparecido en aquella habitacion.
 Al parecer este sujeto esta loco Ender, tengo el informe, debera ser ingresado en el Centro Psiquaitrcio segun las normas.- Dijo de nuevo la voz.
- Como dices Host?- Pregunto el Jefe.
- Según las leyes, alguien con un problema mental debera ser ingresado en el Centro, de tal forma que son responsabilidad de los doctores, en este caso del Doctor N.
- En ese caso , no me hagan perder mas el tiempo , y volvamos a las oficinas.
Dejen al sujeto aqui mismo, donde debe.

La sala de tortura estaba situaada en el mismo Centro Psiquiatrico, donde minutos despues se llevaron atado a Jack hacia alguna de sus celda.
Donde los dias serian turbios y oscuros.
Donde un misil proyectado por un helicoptero impactaria contra aquel mismo edifició, saltando el ala de una parta de la instalaciones.

-Vamos jacky, sube por las escaleras, no tengas miedo jijijiji- Dijo Sarah mientras subia por las escaleras de cuerdas, que salian del helicoptero a mas de 10 metros.

Una vez a poocos metros de llevar al Helicoptero, las instalaciones se hicieron pequeñas, el viento azotaba fuerte, y ya no me importaba caer. No sabía que iba a encontras alli arribe, dentro del helicoptero.

- No temas Jacky te cogeremos, vamos ya te queda menos.- Dijo Sarah de nuevo muentras subia las escaleras.

Cuando puse la mano derecha en la maquina, Sarah cogio fuerte de mi haciendome subir del todo.
Dentro se encontraba ella y un hombre, sentados, haciendo gesto de tomar asiento.
Las puertas se cerraron una vez me puse el cinturon, habia luces y botones por doquier.

Sarah segui riendose, y de copiloto soprendentemente iba con un casco el Doctor N.
Enfrente habia un hombre, que me hacia pensar que antes lo habia visto.

- G. Host, Ghost para los amigos.- Dijo extendiendo su mano. 




 

martes, 15 de marzo de 2016

Historias de un espantapájaros.

CAPITULO 9 
LA REVOLUCION DE LOS LOCOS

El dia antes de que mi vida cambiase por completo, me desperte tan pronto posible, me vesti con unos pantalones negros junto a unas deportivas. Llevaba una braga al cuello y una sudadera roja con la capucha puesta. 
Por ultimo unos guantes negro de invierno.
 Coji el reproductor de musica del cajon viejo de las cosas junto  a los auriculares negros.
Esa mañana todo el mundo dormia, y fui directo al salon con la musica puesta en los oidos, solo existia la musica en ese momento.
"Concentración"
El sol no habia salido aun y daban de nuevo alerta por lluvia, cosa que hizo anular las clases en las montanyas mas alla de la ciudad. 
Me puse delante del viejo armario familiar, donde dentro se encontraba todo tipo de artilugios, desde platos antiguos a objetos de viaje. En los cajones de arriba habia una pistola con cargadores, de mi padre.
Mas abajo, detras de las chaquetas de caza habia unas catanas de tres tamaños diferente. 
Me dispuse a cojer la pistola con un accesoria de silenciador, tambien los cargadores. Tambien coji de una de las puertas laterales un cuchillo de caza que mi padre utilizaba en sus salidas a la caza cuando era joven. 
Solian salir a cazar cerca de los antiguos campamentos que habitaban cerca de las murallas de la Gran Ciudad. 
Esa mañana al cerrar la puerta, el sonido fue diferente, mas seco, mas fuerte, con sensacion a despedida. 

"Todos me miran, pero nadie hace nada"

- jijiji... Jacky, así que los 7 jueces te han dedicado tiempo para ver tus informes, has dado un buen espectaculo alli fuera por lo que cuentan.- Dijo con palabras orgullosa la chica.
- Quien eres?-Pregunte mientras me volvia a acomodar en la cama. 
- No recuerdo mi nombre jijijijii, curioso verdad, llevo dias escuchandote y se mas de ti que de mi misma jijijiji - Dijo la desconocida riendo a carcajadas.
- No tienes identidad? Quien cojones eres, de donde has salido tu?-Pregunte con un tono brusco.
- Vengo a buscarte Jacky , se quien eres , todos hablan de ti... Jijiji me llaman Sarah.- Concluyo apoyandose en la puerta con una postura comoda. 
- Sarah... Mmmh.- Murmure.

Las calles tiritaban de frio, nadie se atrevio a salir aquel dia a la calle. 
La frontera C estaba vacia y su puertasin vigilancia parecia estar abierta.
"Esperare a que alguien pase, sino la abrire yo mismo" 
Minutos despues nadie aparecia, así que me puse en marcha, en una carrera alcance la puerta, sin mirar a mi alrededor.
Estaba abierta, era extraño, demasiado facil.

"Todos me miran, pero nadie hace nada

-Que quieres de mi Sarah?-Pregunte curiosamente.
- A ti Jacky jijiji, nos vamos de aquí, por fin! Jijijiji.- Decia mientras cambiaba de mano el palo que mantenia sujeto.

Una vez en la zona neutra, me puse los auriculares a todo volumen y me dispuse a ir a ese gran edificio de 50 metros que tanto observe en la primera visita.
Alli esperaba encontrar mi libertat, mi venganza. 
El edificio aquella mañana parecia mas impresionante que la ultima vez, las calles seguían vacias pero en su interior habia moviemiento. El echo de no haber nadie circulando por alli, hacia mas definido los detalles de cada rincon del edificio. 
"Donde estais cabrones"
La rabia comenzo a correr desde la mismisima punta del pie hasta la cabeza, tensando mis musculos. 
La espera estaba acompañada de la musica que comenzaba a formar parte del juego.
Despues de 5 minutos, en el parking aparecio un grupo de guardianes, reian acacajadas mientras se empujaban y jugaban entre ellos. 
Entre ellos visualize a Ka, tan serio y distante, el cabecilla. 
Mi cara se compuso de una sonrisa mientras fruncia el ceño de rabia, la música no daba tregua. 

"Todos me miran mal pero nadie hace nada

- Donde nos vamos Sarah? - Le pregunte con inociencia como si de una niña ilusionada se tratase.
- Fuera, lejos de la ciudad , ya deben estar de camino jijiji lo veras... Si si... Lo veras jijiji. -Dijo una vez situada en el pasillo mirando de un lado para otro. 
A lo lejos un ruido de aspas se escuchaba cada vez mas fuerte, la noche paso a ser otro escenario. La habitacion se ilumino durante tres segundos por unas luces procedentes de un helicóptero que sobrevolvaba la zona, acompañado de un ruido escesivo. 
- Ya estan aqui.- Dijo Sarah desapareciendo de mi campo visual.

La lluvia comenzo a caer. Y la musica paso a segundo plano. 
Los pasos hacia Ka se formaron con una linea directa a el, mi mano iba cogiendo posicion, mientras de la sudadera sacaba el arma y sutilmente con ayuda de la otra mano la ponia apunto. 
El grupo de Ka se giro sorprendidos al estar ya a pocos pasos de ellos. Sorprendidos y confusos de ver alguien a esa horas y con la lluvia que no cesaba, Ka estaba en el centro de ellos.
A pocos paso de tenerlo en frente mi, dibuje un movimiento de mano elevando la pistola desde la cintura hasta la altura de mi cabeza dejando perfectamente tensa mi arma apuntando a la frente de Ka. 
- Hijo de puta.-Dije sin dejar de mirarlo.
El grupo se echo atras dejando a Ka en el centro del escenario. 
Seguia lloviendo. 

"Todos me miran mal pero nadie hace nada"

Boooooom!!! Sono a lo lejos, mis reflejos pusieron las manos en mis oidos y dejandome en posicion fetal de forma ridicula en el suelo de mi celda. Un estruendo habia sonado en las instalaciones. Las alarmas saltaron y las luces de emergencia se encendieron. 
Los oidos me pitaban y a la vez sentia una resaca del ruido. 
Al parecer una parte del edificio habia saltado por los aires gracias a un bombardeo efectuado por el helicoptero anterior.  
Una vez cobre la compostura sali al pasillo, una vez fuera de la celda, el humo y y el olor a cenizas me invadios.
Habian abierto una gran brecha al exterior dejando la mitad de las celdas de aquel edificio destruidas. 
Sarah se situaba en el fillo de la brecha, como si fuese a saltar de aquel piso, su mirada se dirigia a la caida. 
La estampa de aquello dejaba una imagen siniestra y tenebrosa.
El ruido de un helicoptero sobrevolando las instalaciones , donde minutos antes habia bombardeado una de las alas del edificio. 
Junto a eso una loca al filo de la caida al final de aquel pasillo lleno de trozos de donde antes habia estado muros construidos de cemento. 
 - Jacky jijiji , hora de irnos amor jijijiji.- Dijo al girando la cara hacia la altura del pasillo donde me situaba.